facebook-pixel

“Ogden es donde pertenezco:” Una comunidad hispana en crecimiento llama hogar a Utah

La herencia cultural va más allá de los festivales para la comunidad hispana de Ogden

(Shane Burke | The Salt Lake Tribune) Personas asisten a un festival para el Mes de la Herencia Hispana en Ogden, sábado, 25 de septiembre de 2021.

[To read this article in English, click here]

Este artículo fue traducido por Alixel Cabrera, reportera del Salt Lake Tribune.

Esta historia es parte del compromiso continuo de The Salt Lake Tribune de identificar soluciones a los mayores desafíos de Utah a través del trabajo del Innovation Lab.

[Suscríbete a nuestro boletín aquí]

Era un día agitado para Tania Rodríguez, quien se apresuraba a servir sus churros hechos a mano a una línea de clientes que parecía interminable en el Festival de la Herencia Hispana de Ogden de 2021, una celebración anual de la creciente población hispana de Utah.

“Estábamos muy ocupados y eso me hace muy feliz”, dijo Rodríguez sobre el festival organizado por Latinos United Promoting Education and Civic Engagement, conocido como LUPEC. “Fue un honor estar allí porque estoy muy orgullosa de mi cultura y mis raíces.”

Más de 2,500 asistentes pudieron dar un vistazo a la cultura latinoamericana a través de negocios como el de Rodríguez, Los Churros del Norte y música de artistas colombianos y chilenos. Personas de todas las edades bailaron y cantaron mientras celebraban la diversa comunidad latina que llama hogar a Utah.

Además de conmemorar el Mes de la Herencia Hispana, que se extiende hasta el 15 de octubre, el evento tuvo una misión social: mejorar las vidas de la creciente población latina de Ogden con recursos educativos y cívicos como un medio para reforzar su representación.

50 años de crecimiento para la comunidad hispana de Utah

Residentes de Utah que se identifican como hispanos por cada cien personas.

La población hispana de Utah es cinco veces mayor a la que tenía el estado hace 50 años atrás. En ese entonces, 3% de la población de Utah era hispana. Ahora es el 15%. En Ogden, un tercio de los residentes son hispanos, así como también, más de la mitad de los estudiantes en el distrito escolar de la ciudad, según la Oficina de Derechos Civiles del Departamento federal de Educación.

Eulogio Alejandre, cofundador de LUPEC y profesor que ha enseñado distintos niveles educativos, desde la primaria hasta la universidad, ha sido testigo del crecimiento de la comunidad hispana de Ogden en los 45 años que ha vivido en Utah.

Alejandre dijo que cuando llegó a Ogden en 1977, la mayoría de los residentes nacidos en México se conocían, a menudo a través de la Iglesia Católica.

“Había una falta de celebración de la cultura y la unión de culturas”, dijo Alejandre. “Así que decidimos crear una organización que inicialmente celebraría la cultura, pero que eventualmente sería un constructor de comunidades.”

Así fue que con la ayuda de Luis López, otro educador y único miembro latino del concejo municipal de Ogden, nació LUPEC.

Alejandre y López creen que la educación es fundamental para garantizar el éxito de la comunidad latina de Ogden, por lo que LUPEC conecta a los estudiantes con becas y subvenciones. Para otros estudiantes que no califican para la asistencia del gobierno, como los inmigrantes indocumentados, ofrecen becas para universidades e institutos profesionales.

“Promovemos la educación en todo lo que hacemos porque creemos que nos pone en igualdad de condiciones con otros grupos culturales de nuestra sociedad,” dijo Alejandre.

Luchando por un representante en Ogden

Uno de los principales objetivos de LUPEC es que Ogden refleje la creciente población latina local en posiciones de poder.

“Estados Unidos es un gobierno participativo,” dijo Alejandre. “Requiere que los ciudadanos participen en el autogobierno. No se puede tener eso cuando un grupo cultural lidera el gobierno y crea las reglas para el resto de nosotros.“

La organización anima a los miembros de la comunidad latina a postularse para cargos públicos, asistir a las reuniones de juntas escolares y votar si pueden. Han tenido éxito apoyando a una candidata a la junta escolar, Arlene Anderson, quien es la primera miembro hispana elegida en doce años.

Priscilla Martínez, una candidata de 32 años quien tiene experiencia trabajando con la comunidad en el área de salud, educación y servicios para niños, es una de esas aspirantes. Se postula para el concejo de Ogden en una plataforma de construcción comunitaria, viviendas asequibles y sostenibilidad para las generaciones futuras. Martínez hizo campaña en el festival.

“Al poder estar allí como candidata, estaba orgullosa de ser latina y postularme para el concejo municipal,” dijo Martínez. “Puedo mostrarle a la gente que los entiendo y puedo defenderlos.”

Martínez también ayudó a fundar la sección de Voto Latino del condado de Weber. La organización, que está inactiva debido a la falta de fondos, buscó que más latinos se registraran para votar y se informaran sobre sus opciones.

“Nos dimos cuenta de que había muchos conceptos erróneos,” dijo Martínez. “Algunas personas se preguntaban por qué deberían registrarse para votar, pensando que su voto no importaría. Pero si miras hacia atrás a mis primarias, cada voto cuenta. Gané esas primarias por dos votos.“

Karen Thurber, voluntaria de la organización sin fines de lucro de registro de votantes, Voterise y la Liga de Mujeres Votantes, ayudó a inscribir a algunas personas para votar en el festival.

Thurber enfatizó la importancia de las próximas elecciones de noviembre, con cuatro de los siete escaños del Concejo Municipal de Ogden disponibles para las elecciones.

“Esto podría cambiar la dirección de la ciudad durante décadas,” dijo Thurber, “y si la gente no vota, no tendrá voz.”

Adoptando la diversidad cultural

En el futuro, LUPEC busca expandir su alcance para continuar cerrando la brecha entre los diferentes grupos culturales en Ogden. La organización recibió una subvención para organizar conversaciones íntimas entre los funcionarios del condado y personas locales de Ogden entre platos tradicionales latinoamericanos para ayudar a abordar las disparidades en temas de educación, vivienda y empleo.

Para Alejandre, una forma de acabar con los conceptos erróneos y fomentar los lazos multiculturales es hacer que personas de diversos orígenes se reúnan para aprender unas de otras.

“Necesitamos ver gente de color en el rodeo y la feria del condado. Queremos ver más gente blanca en nuestras celebraciones como el Cinco de Mayo y el Día de Los Muertos,“ dijo Alejandre. “Queremos aprender unos de otros y conocernos, porque cuando más nos conocemos, más comunidad construimos”.

Tania Rodríguez, la propietaria de Los Churros del Norte, puede decir con confianza que Ogden se ha convertido en un lugar más acogedor.

Rodríguez se mudó a Ogden hace 20 años desde Chihuahua, México, y no siempre se sintió aceptada en la ciudad, recordando una vez que un extraño la interrumpió en una tienda por hablar en español con su madre.

“Hoy en día es mucho mejor,” dijo Rodríguez, y señaló que se siente más cómoda con su acento mexicano. “No me podía imaginar hacer mi vida en ningún otro lugar. Ogden es donde pertenezco.“

Return to Story